Review de “The Social Network”

Facebook es una ventana que nosotros abrimos. Del momento en que nos creamos una cuenta aceptamos el hecho de que nuestra vida será vista por lo demás. Es el precio que pagamos por acceder al perfil del resto. Ya sean amigos o enemigos. No lo nieguen, a pesar de que Facebook es solo “para amigos” más de alguno tienen enemigos agregados. ¿No?

“The Social Network” es una película basada en el proceso creativo de la página web más visitada de todos los tiempos. Pero un proceso creativo, y de las personas detrás de ella y principalmente en su líder: Mark Zuckerberg y de sus amistades por llamarlas de alguna forma.

Después de un rompimiento con su novia, Mark expone a todas las mujeres de la universidad de Harvard para que el estudiantado las “catalogue” por su belleza. La idea es crece en popularidad de manera exponencial: La idea es básica: exponer,  juzgar y compartir.

Lo curioso es que esta idea ya estaba en las cabezas de otras  personas en Hardbard: los gemelos Cameron y Tyler Winklevoss, miembros del equipo de remo de la universidad, y su compañero de negocios Divya Narendra. SI me pregunta a mí, Fincher (el director) nunca de un juicio de que si la idea realmente fue de  Mark Zuckerberg o del trio mencionado anteriormente, lo que le quita un poco de riesgo a la trama. ¿Nació Facebook de una idea robada o de algo original?. Difícil decirlo, pero me da la impresión que Fincher trato de dejar entrever algo pero nunca se arriesga a decirlo en voz alta.

Derechamente, la trama de la creación de Facebook se enturbia con las conspiraciones de los gemelos remeros y su patiño, la fama que adquiere Mark y el co-fundador de la página: Eduardo Saverin.

Además, se agrega la aparición muy conveniente de Sean Parker (unos de los fundadores de Napster) y que en un principio actúa como consejero que choca con las ideas originales de los fundadores de la página, más concretamente con Saverin.

De esta forma la trama se torna en un fabula de traiciones y enemistades, muy similar a “Los Piratas de Silicon Valley”, que trata una temática bastante similar, solo cambiando a Bill Gates y Steve Jobs.

En lo que me quiero detener es en Fincher, que parece ya haber alcanzado la piedra filosofal con “Se7en” o “Fight Club” (mi favorita) y que cambia radicalmente de temática a un nivel mucho mas dramatico. Cambia sus apuestas arriesgadas por otras mucho más seguras y quizás con el objetivo del reconocimiento de sus pares. O derechamente se aburrió de dirigir películas más “quirúrgicas”. Ni idea que pasa por la mente del director, pero este nueva incursión no es del toda mala y aun se pueden ver atisbos del “antiguo” Fincher en algunas tomas o en la perfectamente escogida música, a cargo de Trent Reznor, que calza perfectamente con lo que está pasando en trama. El toque industrial de Reznor se hace presente por ejemplo, en la secuencia de creación de la página web, tal como si fueran maquinas las que hiciesen el trabajo.

El reparto es lo que más me sorprendió.  Gratamente me quedo con la interpretación de los jóvenes actores.  Jesse Eisenberg interpreta a un hiperquinetico Mark Zuckerberg, que a pesar de su brillantez nunca esta cómodo o seguro del lugar que esta. Pero me quiero detener en un hecho bastante interesante: la interpretación de Justin Timberlake.

Timberlake es bien conocido en el mundo de la música. Su naciente carrera como este típico “niño Disney”, su paso por el grupo juguete N’sync y su carrera de solista Pop son casi sabidas por todos los amantes de este género musical. El hecho es que Timberlake interpreta a Sean Parker, uno de los fundadores de Napster, programa que remeció el negocio de la música y dio como resultado una reestructuración de esta. ¿No les parece paradójico?. A mí, en lo personal, me parece uno de los dardos mejor tirados por Fincher. Un icono del negocio musical antiguo interpretando al creador de su extinción.

“The Social Network” es una película bastante interesante, si quieren saber cómo se creó esa página que tantos utilizamos y vivimos pendiente de lo que pasa. No es la mejor película de Fincher, pero al menos cumple a cabalidad sus objetivos. Voy a “clickear” en “me gusta”, pero por poco. ¿Por qué no hay un botón que diga “me gusta un poco”? ¿O me “gusta algo”? ¿O derechamente “no me gusta”?.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s