Scott Pilgrim vs The World: Nerds al poder

El hombre, cuando inicia la relación con una mujer, y en menor o mayor medida, tiene que lidiar con el “background” de ella. Es raro que tu para ella seas el primer amor, asi que tienes conocer a sus pasados amores para no cometer los mismos errores que ellos. Al menos eso creo que trata de decir “Scott Pilgrim vs The World”, que fue llevada al cine este año. Veamos que tanto se sustenta la idea.

Scott es un chico de 22 años que vive en Toronto, Canadá. Se supone que pololea con Knives, una niñita de 16 años con ascendencia china. Al parecer Scott se siente orgulloso de que Knives sea su nueva conquista, después de llevar un año sin relaciones amorosas. Scott, además, lleva una banda  de rock son sus amigos, que están intentando abrirse paso en el ambiente de la música y firmar contrato con alguna disquera.

La cosa se complica cuando en sueños, Scott conoce a una chica de pelo colorido y mucha actitud. Queda prendado de ella y en algún momento la llega a ver en el mundo real. Así, se olvida inmediatamente de Knives y se lanza a la búsqueda de la chica de sus sueños.

Logra averiguar que trabaja para la tienda Amazon.ca y que es norteamericana. Con esos pocos recursos logra encontrarse con ella y le pide una cita. Así es como Scott engancha con Ramona Flowers.

El problema ahora es que para seguir saliendo con Ramona debe combatir a sus malvados exnovios. Scott tiene que luchar “literalmente” por el amor de Ramona, contra estrellas de cine, músicos veganos y otros estereotipos amorosos con los que Ramona llego a salir alguna vez.

Les voy a decir inmediatamente: yo no soy muy fan de Scott Pillgrim. El comic obra de O’malley se me hace demasiado meloso y las similitudes con la trama medular de otro comic llamado “Pounded” son muchas (de hecho O’malley tuvo su demanda por plagio), así que no me engancho mucho con este fenómeno mediatico.

La película, eso sí, está muy bien adaptada respecto a su par en el papel. Edgar Wright se luce a la hora de adaptar la onomatopeya exagerada que es Scott Pillgrim. Además, logro captar lo mejor de la obra: esa generación que se comunica con emoticones, juego Zelda en vez de al futbol y lee a Batman en vez del Quijote. Cada efecto de sonido, cada batalla, cada expresión esta sacada y calcada del comic, lo que hace de “Scott Pillgrim vs de World” muy atractiva visualmente.

El problema es que no es una película universal. Está hecha para una generación y muchos “viejos” se van a quedar fuera del carro. No es que sea algo malo, pero es un defecto que viene desde el comic y que en el cine no se corrigió por obvias razones: se perdería la gracia de Scott Pillgrim.

El casting es muy acertado salvo el mismo Scott Pillgrim, interpretado por Michael Cera, que dista mucho del ganador que se ve Scott en el comic y lo representa como un vergonzoso adolecente de voz baja. Quizás lo más débil de la adaptación. Los demás actores son sólidos a pesar de lo hilarante de la trama y la poca experiencia de estos.

Así que ya saben: si quieren algo o a alguien, deben luchar por ello. No importa contra quien deban hacerlo, si logran su objetivo, el final de la historia va a ser mucho más feliz y dulce. Y eso de los super exnovios es solo una excusa. Además les voy a decir algo: Scott Pillgrim es el Twilight de los nerds. Así que si te gusta la obra de O’malley no tienes derecho a criticar la obra de vampiros enamorados. No hay como yo, que odio todas las cosas y a todos por igual.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s