Kick-Ass (la pelicula): Una imagen es mejor que 100 viñetas

Generalmente (y lo hemos hablado mucho en este blog), cuando hay una adaptación cinematográfica de un comic, Dios mata a algún gatito. La verdad es que contadas excepciones, nuestras viñetas preferidas quedan en un ridículo monumental, ya sea por motivos comerciales o de presupuesto. Kick-Ass es todo lo contrario. La película le enseña como debió haber sido el comic. ¡En serio!

Mark Millar es un escritor bastante bipolar. O al menos se ha dormido en sus laureles. Sus primeros trabajos como escritor de comic son estimulantes ideas de buen desarrollo: ejemplo son Red Son, The Ultimates o The Chosen. Lamentablemente parece que los deseos de acrecentar la billetera son más fuertes y su trabajo no ha sido de los mejores (al menos para mi).

El comic de Kick-Ass es un ejemplo de ello. Sus primeros números muestran una idea fresca, pero que a medida que pasan los números termina en un ridículo infumable que traiciona el espíritu de la obra.

Caso contrario es lo que pasa con la película, que toma la idea central de Millar y la desarrolla de manera ágil y entrete, y además la potencia de manera lograda.

Para los que andan perdidos, Kick-Ass trata de un típico joven de cuidad gringa. Medio pavo, medio geek y amantes de las historietas. Dave Lizewski es una especie de arquetipo que tiene la sociedad sobre los lectores de comics y quizás otras lecturas fantásticas. La cosa es que Dave se comienza a preguntar por que nadie ha tratado de hacerlas de superhéroes con todas las de la ley (traje ridículo, ayudar al prójimo, etc). Decide probar suerte contra el crimen bajo el nombre Kick-Ass, con un traje que me recuerda mucho a Ambush Bug de DC Comics (no se por que).

Su primer trabajo termina como la realidad dictamina: apuñalado en el estomago y luego atropellado. Gracias a su recuperación, Dave esta lleno de prótesis y de insebilidad nerviosa en algunas partes de su cuerpo, lo que le da cierta resistencia a los golpes.

En su segundo intento, prefiere trabajos más pequeños (como rescatar gatos), pero las circunstancias lo llevan a enfrentarse a los maleantes de manera que, a su manera, gana y se transforma en una celebridad de Internet. La fama del personaje lo traiciona, ya que hay otros héroes clandestinos trabajando contra el crimen organizado de la familia D’Amico. Así, Kick-ass se cruzara con el dúo Big Daddy y Hit Girl, con mucha mas experiencia que el, y con su colega/rival, llamado Red Mist.

La verdad es que el guión de la película no es una obra de arte. Así de simple. Esta hecho para entretener y lo logra cabalmente. Algo que su contrapartida en el papel no logra. Si bien las ideas principales están, en la película se desarrollan de mejor manera. Le achaco esto al hecho que el guión de la película se termino sin que el comic hubiera terminado siquiera. Eso si, la idea de Millar no es del todo fresca, si es que repasamos un poco la cinematografía nacional.

Es sabido por varios el deseo que tenia Matthew Vaughn (director y guionista) de que la película conservara el tono Gore y chistoso de su contraparte en papel. Esto dio como resultado que muchos estudios no pudieran financiarla por sus políticas contra la categoría R, que son económicamente inviables. Vaughn decidió mostrarla en la Comic-Con del año pasado, donde los fans quedaron entusiasmados, entusiasmo que salto a los productores que se pelearon por distribuir la cinta.

Sobre las actuaciones se puede decir poco. Aaron Johnson es un correcto Kick-Ass, pero es eclipsado por sus compañeros de elenco: Nicolas Cage (Big Daddy) en su mejor actuación de hace un par de años, y por sobre todo por Chloe Moretz (Hit Girl), que derechamente es una roba escenas, con un secundario que pide a gritos pantalla. Cada vez que sale Hit Girl la película sube unos enteros.

Si quieren pasar el frio de buena manera, no es malo que se den el tiempo de poder ver esta película. No tiene mayores pretensiones que hacerles pasar un buen rato, sin  mayores preocupaciones argumentales ni escenas elaboradas. Al contrario del comic que falla raudamente sin mucha bataola. Eso si, Millar ya esta elaborando la segunda parte. Para acrecentar sus bolsillos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s