La saga Mass Effect: El universo de las masas

Después de un tiempo sin reviews de videojuegos pude completar una sin desmayarme. De hecho, es la review de dos juegos. Mass Effect 1 y 2, las primeras dos partes de una trilogía que EA y Bioware están explotando bastante bien. ¿Son buenos ambos juegos? Eso se lo voy a demostrar.

Es difícil hacer un resumen de la trama de Mass Effect sin cruzar la línea del “spoiler” así que les voy a contar la trama hasta cierto punto.

El juego esta situado en el año 2183 y la humanidad ya lleva su tiempo explorando la galaxia. 35 años antes, los mismos humanos encontraron vestigios tecnológicos de una civilización desaparecida: los proteanos. Dicha tecnología permitió el ascenso tecnológico de nuestra especie y de las del resto de la galaxia. Asi, se construyeron “Relés de Masa” artefactos que funcionan ocupando el llamado “Efecto Masa” y que permite a cualquier nave ser transportada al sitio que desee. Algo muy útil para la exploración y colonización del espacio infinito.

Como la humanidad no la unica que habita la galaxia, debe convivir con especies de distinta apariencia y cultura, tales como los Turianos, las Asari, los Salarianos, los Volus, los Batarianos, los Elcor, los Hanar, los Krogan, los Geth, los Quarianos, los Rachni, los Segadores y los Proteanos por supuesto. Esto hace que sea necesario un sistema mediador y conciliador entre todas las especies, ahí es donde entra el “Concejo”. Este consejo dicta las decisiones importantes de todo tipo, tratando de conciliar  la paz galáctica.

Pero hay agentes que fueron creados para estar por sobre el consejo, para tener libre accionar en las investigaciones que se les mande. Estos son los llamados “Espectros”. Se podría decir que una especie de PDI espacial. Obvio que no cualquiera entra en este selecto grupo y es el mismo concejo es que elige cada miembro que se convierte en “Espectros”.

En el primer juego, el comandante Shepard tiene que investigar una baliza alienígena que aparentemente es Proteana. En la misión se da a entender que el grupo de Sherpard fue traicionado por un “Espectro” renegado.

Este es mas menos el contexto en que se desenvuelven los jugadores en ambos juegos, cambiando algunos estatus de la trama medular en la segunda parte.

La saga Mass Effect tiene una complejidad tan rica como StarWars o StarTrek. Cada especie tiene costumbres, apariencia y morfología bien diferenciada. Cada planeta tiene una ubicación, una composición química y por supuesto habitantes (sean seres racionales o salvajes) en casos especiales. Así también es el diseño de las naves y por supuesto la tecnología de “Relés” y el llamado “Efecto Masa” (concepto que es un símil de la “Energía Oscura” de la astrofísica).

Sobre el gameplay de ambos juegos se puede decir la base. Es una mezcla entre un RPG y un TPS. Los elementos de rol son fuertes (más que en Borderlands por ejemplo), pero menos impuesto que en Dragon Age: Origins (de la misma Bioware). Efectivamente se puede crear un personaje a partir de cero, pasando por su apariencia física, su sexo o su historia de origen, además de poder elegir entre 6 clases de guerreros (soldado, ingeniero, adepto, infiltrado, centinela y vanguardia) pero que no varían mucho su aspecto físico, si no mas bien sus habilidades bióticas, de combate y tecnológicas. Obvio que es bastante avanzado pero llega a los que se ve en el Dragon Age anteriormente mencionado u otros exponentes del género.

El sistema de combate toma la perspectiva en tercera persona, similar a la de Gears of Wars, pero menos dinámico y más cerebral, ya que siempre dispondremos de una tropa bajo nuestro mando. No es que el sistema de mando sea necesario para poder ganar batallas, pero las simplifica mucho.

Pero lo mejor de la saga es el sistema de relaciones personales y conversaciones que se ha desarrollado. Las relaciones que se pueden entablar con los miembros de la tripulación del “Normandia” (la nave a cargo de Shepard) esta condicionada por las preguntas que le hagamos y las decisiones que tomemos a lo largo de las dos aventuras. Así, si nos llevamos mal con algún personaje, puede que este nos desobedezca y esto termine con la muerte del mismo. Si somos buenos comandantes, podemos llegar a intimar con algún miembro de la tripulación, previas citas de cortejo. El sistema es bastante entretenido y da para situaciones varias, desde las típicas conversaciones de trabajo a coqueteos varios. Obviamente esto esta mucho más desarrollado en la segunda parte.

Las decisiones que tomemos durante la aventura son esenciales. Si por nuestras decisiones muere un personaje en la primera parte, olvídenlo de verlo en la segunda. Incluso como tratemos a ciertos secundarios, repercutirá en el futuro. Si somos malos tendremos a futuro menos opciones de conversación y por lo tanto menos información de la aventura actual e incluso menos misiones. Pero en Mass Effect nunca vamos a estar seguro que nuestras decisiones son 100% correctas, lo que le da una rejugabilidad muy buena a cada titulo por separado y juntos como aventura continua.

La saga Mass Effect es de lo mejor que hay en este tiempo. Es refrescante y con un sistema muy interesante de explotar. Espero ansioso la tercera parte, sobretodo por mi Shepard se murió al final de la segunda parte. A ver como solucionan eso los de Bioware.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s