Takarajima: La Isla del Tesoro

El anime casi siempre va de la mano del manga. La gran mayoría de  series son prácticamente una copia al carbón del manga de moda. En este mar multimedial, de repente nos encontramos a la literatura como fuente de inspiración. Uno de esos casos es Takarajima, la isla del tesoro.

Para quienes no conozcan la trama original de “la isla del tesoro” de Robert Louis Stevenson, el libro trata sobre el joven Jim Hawkins, un joven que vive con su madre ayudándola a llevar a duras penas un hostal para viajeros. En una noche lluviosa, aparece una figura misteriosa, con una cicatriz en la cara. Era el pirata Billy “cara marcada”  Bones y en vez de maletas de viajero, llevaba un cofre que solo el sabia que contienia.

“Cara Marcada”, en su estancia en la posada, recibe la visita de un marino ciego, donde se transan en una discusión y donde el ciego dice que la tripulación quiere lo que le pertenece. Cara marcada muere y Jim y su madre escapan con el cofre a la casa del caballero Trelawney y su doctor. Dentro de cofre encuentran el mapa de un tesoro. Entusiasmado con la idea de aventura, Trelawney, el doctor Livesey y Jim deciden ir en busca la isla que posee las riquezas de un pirata llamado Flint.

Para embarcarse en este proyecto, los aventureros contratan a una tripulación comandada por el cocinero llamado Long John Silver. Durante la travesía, se exponen las verdaderas intensiones de Silver y la tripulación: encontrar el tesoro de Flint a toda costa, no importa que haya que amotinarse y matar al capitán del barco. Esta es la base de la historia.

Takarajima adapta la historia de piratas de manera serializada. Son 26 capítulos perfectamente sincronizados sin ningún relleno de por medio. Nada de tonteras de “cruzar la gran línea” o “ser el rey de los piratas”. Dada la base del libro de Stevenson, Takarajima posee una trama bien contada sin puntos bajos.

A pesar de la fecha de emisión original, por allá en 1978, se mantiene fresca. La serie fue una de las primeras producidas por MadHouse, que tiene en su haber mitos como “Ninja Scroll” o “Vampire Hunter”.

El líder del proyecto fue uno de los fundadores de la cas de animación: Osamu Dezaki. Osamu es un crack de los viejos en el anime oriental, teniendo entre sus logros, la dirección de series clásicas como “Remy”, “Super Agente Cobra” o “Lady Oscar”.

Asi que ya saben, si buscan la historia definitiva de piratas olvídense de los mangas interminables que navegan por ahí. Vayan a la fuente maestra. A la “Isla del Tesoro” de Stevenson. Repasada por un maestro como Dezaki. Es una serie justa y precisa, donde quizas se refleja mejor el trato padre/hijo entre Jim y Silver.

En fin, esta es una recomendación ciega a quienes les gusta los animes (más aun si son viejitos). Las demas historias les van a tratar de robar tiempo. Igual como varios le han “pirateado” la historia a Stevenson. ¿La gran linea? Que estupidez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s