Terremoto en Chile

Hay pocas veces, en las que el ser humano muestra sus verdaderos colores. Hay pocas ocasiones, donde se revelan por que la palabra “humano” tiene un significado mucho más relevante que el diferenciarnos del resto del reino animal.

Este fin de semana, el centro-sur de Chile fue asolado por un sismo pocas veces visto en la historia del país o quizás del continente. Nosotros somos de la parte norte del país, así que vemos como si se tratara de una platea, el sufrimiento y la desdicha del resto del país.

Hasta ahora somos un testigo silente de la tragedia. Silente y experimentado en este tipos de sucesos. Mal que mal, en el norte es donde se espera que tiemble. La palabra “tsunami” es un término que se maneja de pequeño si vives aquí.

Pero no. Parece que la naturaleza, casi de una manera burlona, arremete hacia la zona centro del país, donde quizás no están tan familiarizados con este tipo de eventos.

En estas situaciones es cuando mostramos nuestra verdadera cara. A más de alguno se le habrá achicado la garganta al ver como gente estupida le vende agua a familias que se han quedado en la calle.

A mas de alguno le ha hervido la cabeza de rabia, el ver por televisión como saquean tienda y no se llevan comida, si no pantallas plasma o lavadoras. ¿Por qué?, me pregunto yo ¿Por que? ¿De que sirve?.

Se nos lleva de congoja el pecho al ver edificios nuevos, caídos como dominós. Edificios que ni siquiera han sido vendidos en su totalidad. Presenciamos la “viveza” del chileno, al ver por ejemplo, que en vez de ladrillos, algunos tenían bolsas de papel simulando mampostería. ¿Cómo pueden dormir los dueños de esas constructoras?

Vemos que por la incompetencia de unos pocos, Talcahuano casi se transforma en la nueva Atlántida. Por no leer correctamente los equipos destinados para tal efecto.

Pero no todo en negro. Se pueden ver vetas de nobleza en la gente que menos tiene. Ver como una señora sola es capaz de albergar las familias que le caigan en la casa y que le son completamente desconocidas llenan el vacío creado por la tragedia.

Hay gente que no se rinde, que no sufrió nada y ayuda a los que están sufriendo. Gente que sufre y que aun así ayuda en rescates o a conseguir víveres.

Esas personas son de hierro, con centro de oro. Gente que hace posible seguir adelante. Sin mirar atrás. Que levanta familias. Levantan casas. Levantan países.

Así es la gente de mi país. La que odio y amo con la misma intensidad sin mirar a quien.

La gente que se ha caído, se ha puesto de rodilla, se ha levantado y ha seguido corriendo.

No les doy fuerza, pues se que tenemos de sobra. Solo quiero tiempo. Tiempo para recuperarnos. Y que el mundo nos mire hacerlo.

2 Respuestas a “Terremoto en Chile

  1. maveric_link

    que palabras mas lindas

    no repondremos ya veran no es posible que sea solo un grupo de inescrupulosos empañen la fuerza que tiene este pais

  2. FUERZA MI PAIS ES HORA DE PONERNOS DE PIE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s