¡No cruces los rayos!

neoreviewghostbuster

Nostalgia de los ochentas. No hablo de la serie de Canal 13, si no del sentimiento que me invade al jugar Ghostbuster: The Videogame. Tras años de espera para una tercera pelicula, Terminal Reality ha dado en el clavo, tomando esta espera y convirtiéndola en HYPE. ¿Podrá Ghostbuster: The Videogame saciar esa hambre de ectoplasma?

Lo primero que se viene a la mente, tras iniciar el juego, es una satisfacción al escuchar esa cancioncilla y ver el menú del juego fusionado con el frontis de la estación de bomberos. Y es que después de ver repetidamente las películas, y haber disfrutado de los  capítulos de la serie de dibujos animados, los “cazafantasmas” están de vuelta y recargados.

La trama del juego parte, cuando en extraños espectros aparecen en una exposición de Gozer (el gozeriano) que se esta dando lugar en el museo de New York. Paralelamente, los cazafantasmas están ávidos por contratar personal nuevo, para que Egon testee sus nuevos inventos en otra persona y no en los 4 cazafantasmas clásicos. Aquí es donde entras tú, personificando al “rookie”, que ayudaras a atrapar a todo tipo de espíritus chocarreros. Todo esto, claro esta, situado en 1991, justo después de la segunda película.

Esa es una de las mayores gracias del juego: cuenta con el apoyo de los creadores de los personajes, tanto en las voces, como en el guión. Dan Akroid y Harold Ramis escriben nuevamente a los personajes,  con ese característico humor que nace en las peores situaciones, inclusive cuando se enfrentan a horrorosos fantasmas. Las voces de todos los cazafantasmas están realizadas por su actor original: los ya mencionados Ramis y Akroid, Bill Murray y Ernie Hudson y además nuevas incursiones como la de Alissa Milano.

La parte del guión esta bien lograda y más de alguna vez te vas a reír con los comentarios de Venkman y compañía. Quizás lo único que se le puede reprochar, es que “rookie”, el nuevo cazafantasmas, no tiene ni un solo dialogo. Interactúa en los cinemas con los demás personajes, pero más parece un mimo que un cazafantama.

El gameplay es muy parecido a Dead Space. La vista es en tercera persona, sobre el hombro derecho del personaje, no existe HUD y tus indicadores de munición y vida se ven desde el cañón de protones. Existen 4 tipos de armas, o mejor dicho, cuatro tipos de modo de disparo: el cañón de protones tradicional, un símil de escopeta, otro de metralla y el cañón de limo de la segunda película.  Si bien, se ven que son pocas, cada una tiene 2 tipos de disparos y son “upgrapeables” si juntamos el dinero requerido. A esto, sumémosle dos aparatos característico del universo cazafantasmas: la trampa (obvio que ya saben para que se ocupa) y el detector de fantasmas (incluidas las gafas también)

El método de cazara fantasma es bien simple pero efectivo, ocupamos el detector para visualizar al fantasma, identificarlo (con su correspondiente ficha en la guía de espectros Tobie de Egon) y vemos a que arma es mas débil. Luego lo debilitamos y lo llevamos a la trampa para su contención. Suena facil, pero el numero de fantasmas y su peligrosidad nos va a hacer pasar mas de una rabia.

También, repartidos por todo los escenarios, hay ciertos objetos poseídos, los cuales son coleccionables y con su historia particular (que también aparecen el la guía Tobie) y lo genial, es que a medida que los vamos encontrando, estos van adornando la estación de bomberos.

El motor del juego es bastante bueno. Quizás en PC tienda a pedir un buen equipo para hacerlo correr, pero en su plenitud, el “infernal engine” puede mostrar una cantidad de  partículas impresionantes.  Los escenarios son calcados al de las películas, y varían desde la clásica biblioteca, las calles de Manhattan, el museo y hasta por alguna dimensión extraña (ojo a los detalles, por que incluso se puede ver por ahi el final del juego de nes de los casafantasmas).

Sobre el multiplayer tengo poco que decir, ya que la versión que jugué no lo trae (la de PC), por que, según los desarrolladores, no disponían de los recursos para incluirla. Pero por lo poco que pude ver, se ve bastante interesante (destaco ese modo tipo “capture the Slimer”)

En resumen, el juego captura perfectamente el espíritu de  las películas, posee buenos gráficos y muy buenos diálogos y voces. Si fuiste (y eres) fan de los cazafantasmas, cómpralo con los ojos cerrados. Los que no, también pueden disfrutar de un muy buen juego.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s